Gafa Vintage: la tienda

19 sep


Gafa Vintage es una tienda de gafas de los años 50 hasta los 90 listas pero de primera mano. Una de esas tiendas que en cuanto la descubres ¡te encanta!. Además, está regentada por una pareja majísima, que se nota que aman lo que hacen.

 

El proyecto surgió hace tres años de la mano de Jorge Portela, quien aporta grandes conocimientos en el mercado de la óptica, y Sandy Moragón, que hace lo propio con el marketing y la comunicación. Ambos comparten la misma pasión, las lentes con historia, y juntos están haciendo realidad su sueño.

Gafa Vintage nació online, a pesar de que por suerte y desde hace un tiempo decidieron, tras muchas demandas, abrir tienda física en el bonito barrio de Ópera. Los que ya la conocéis sabréis de lo que os hablo y los que no… os recomiendo que vayáis a verla. Vale la pena, porque aunque es pequeñita tiene mucho rollo, y su selecta colección de gafas de ver y de sol es genial. De hecho, mi última adquisición ha sido un modelo de la marca Chagall, con el que tuve un “love at first sight” en toda regla… jejeje

Gafas_LaChicadelFlequillo

Gafa Vintage

C/ Santiago, 9 (Madrid)

Horario: de lunes a sábado de 11 a 14:30 y de 17 a 21 h.

The Little Big Café: eat & be happy

17 sep


Hace unos días descubrí un nuevo y bonito café-restaurante regentado por Cris y Max, dos chicas majísimas que un buen día hace ya 4 años empezaron a pensar en la idea de montar un negocio de estas características… hasta que en febrero de este mismo año vieron como su sueño se hacía realidad.

The Little Big Cafe_deco

The Little Big Café es exactamente eso: un lugar pequeñito pero grande en lo que a su oferta gastronómica se refiere. Y no solo por la variedad sino sobre todo por la calidad de sus productos y la manera en la que están cocinados. De su carta destacan sus saludables desayunos – muy recomendable su tostada de aguacate o la de miel y canela, sus dulces y tartas elaboradas por ellas mismas (la de zanahoria es de las mejores que he probado. Su cobertura de queso es muy suave y resulta el contrapunto perfecto) acompañadas de fruta fresca cortada a trocitos o su riquísimo café – su menú diario -cuentan con dos fórmulas: el “menú completo” compuesto por tres platos, bebida y postre (10 €) o el “medio menú”, s elegir dos platos o uno en función del menú, bebida y postre incluido (8,50 €) – sus sandwiches elaborados al momento, sus ensaladas frescas y sanas y el brunch. La verdad es que se nota que le ponen cariño a lo que hacen, ya que está todo delicioso.

The Little Big Café_lcdf

La decoración del local también merece una mención especial. Su mobiliario está inspirado en los cafés de sus ciudades favoritas (Londres, Sidney, San Francisco, Nueva York, etc…); dos de sus paredes son de pizarra y hacen las veces de carta; su barra muestra sus exquisitas tartas y pastelitos y los diferentes elementos retro que decoran el espacio le dan un toque auténtico y acogedor.

Quien lo prueba repite. Muy recomendable.

The Little Big Café

C/ Fernández de los ríos, 61 (Madrid)

Tel. 91 549 77 99 / 600 496 242

Horario: De lunes a viernes de 9 a 20 h. Sábados y domingos de 10 a 19 h.

*Tienen opción take away

Boyhood: momentos de una vida

15 sep


Tanto si la habéis visto como si la tenéis pendiente… seguro que ya habéis oído o leído comentarios y críticas al respecto. Porque Boyhood es de esas pelis que marcan un antes y un después en la historia del cine. Toda una experiencia cinematográfica en la que se plasman doce años de la vida de una familia. Algo inaudito y cuyo resultado va más allá de la excelencia.

Boyhood

Os cuento…

El director de esta maravilla no es otro que Richard Linklater, el mismo que nos sedujo con su famosa trilogía compuesta por “Antes del amanecer”, “Antes del atardecer” y “Antes del anochecer”, y quien en su búsqueda por narrar las emociones… un buen día decidió lanzarse a la aventura de desarrollar este proyecto inédito y utópico – creativamente hablando representaba un reto inconcebible e imposible de financiar – y cuyo resultado ya se ha convertido en un regalo para todos.

Boyhood es el recorrido vital e íntimo de Mason (Ellar Coltrane). Un viaje único al centro de la vida de un niño de seis años, que junto a su hermana Samantha – la hija real de Linklater – nos retrata a nosotros mismos, ya que al fin y al cabo, y aunque todos somos diferentes, hay muchas cosas que nos unen y nos hacen muy parecidos. Un deambular irrepetible, que nos muestra su niñez, sus primeras veces, sus preocupaciones e inseguridades, sus conflictos consigo mismo, con su familia y con su entorno, sus relaciones con las chicas, etc… En definitiva, toda una vida rodada durante cortos periodos a lo largo de 12 años con los mismos actores, y que gracias al director texano podemos contemplar en pantalla grande.

Mason_Boyhood

Las actuaciones de Ethan Hawke y Patricia Arquette, quienes interpretan a los padres de Mason, son estelares. Un tándem perfecto e imprescindible para que esta película haya recibido tantos elogios y ya se considerada una obra maestra. Sin más, os recomiendo que vayáis a ver este alucinante y emotivo metraje experimental, con el que como os adelantaba empatizaréis desde el primer momento debido a la realidad que entraña el mismo.

Consultar cartelera.

Bar Galleta: homenaje a las galletas María Fontaneda

14 sep


El número 31 de la Corredera Baja de San Pablo acaba de dar la bienvenida al restaurante Galleta. Un nuevo espacio gastronómico regentado por Carlos Moreno Fontaneda, quien ha querido rendir homenaje al negocio familiar, a pesar de que desde hace más de un siglo lo gestiona otra empresa.

Bar Galleta

Todo el local respira la esencia de la marca y de hecho su decoración recupera su publicidad original tan arraigada a nuestra cultura y niñez. En su carta destacan platos de cocina mediterránea como el pulpo a la brasa, el hummus clásico y de remolacha, las croquetas de mar y de montaña, los raviolis de Changurro, el lomo de merluza asada con tempura de verduras y ali-oli de manzana, los chipirones con verdinas o las tiras de pollo rebozadas en polvo de galleta, que homenajean a las populares “María Fontaneda”. Pero si lo que os apetece es un cóctel o algo dulce… aquí podréis disfrutar de deliciosos postres elaborados con el ingrediente estrella de la casa. Mmmm…

 

Ideal para hacer un revival de aquellos maravillosos años.

Bar Galleta

C/ Corredera Baja de San Pablo, 31

Tel.: 915 31 11 61 (imprescindible reserva)

Precio medio: 35 € con vino.

El secuestro de Michel Houellebecq

10 sep


Este fin de semana fui a ver la última peli de Guillaume Nicloux: “El Secuestro de Michel Houellebecq” y tengo que decir que me gustó mucho.

El Secuestro de Michel Houellebecq

Os cuento…

La película empieza con imágenes del escritor, ganador del prestigioso Premio Goncourt en 2010, haciendo su vida normal en París hasta que de repente se ve sorprendido por unos tipos que deciden secuestrarle. Todo esto sucede justo en mitad del tour promocional de su última novela “El mapa y el territorio”.

“El Secuestro de Michel Houellebecq” puede llegar a parecer un fake documentary tragicómico, en el que la trama central – el secuestro – sirve para tejer una estructura laberíntica, donde el escritor real y el de la ficción convergen, sin que seamos capaces de vislumbrar la realidad.

Asimismo, es a través de la mentira como descubrimos las diferentes capas que conforman la personalidad de Houellebecq: un escritor extremadamente talentoso, divertido, sensible, excéntrico, acosado por la duda, introvertido, obsesivo, enamoradizo y a veces hasta desagradable…

A lo largo de todo el film se entablan conversaciones y elucubraciones sobre temas tan dispares como el holocausto, Polonia, Le Corbusier, la reencarnación, el miedo, la naturaleza de los escritores, Nietzsche, la democracia, las artes marciales, etc… y provocan que empatices con él y con sus secuestradores sin ser muy consciente de ello. Una especie de Síndrome de Estocolmo compartido, que además entretiene gracias al excelente trabajo de Nicloux, quien a su vez consigue que Houellebecq se ría de sí mismo y de su propia controversia.

Las interpretaciones de todos los actores – quienes al igual que el escritor francés se interpretan a sí mismos – resultan impecables y aportan la credibilidad necesaria al metraje. El humor es exquisito y consigue que a través de las diferentes situaciones absurdas muy al estilo de las películas de la etapa clásica de Woody Allen… te rías a carcajadas.

Y aunque el director no desvela la naturaleza del secuestro… no resulta necesario. Al final lo importante es aproximarnos al escritor vivo más importante de Francia, quien ha confesado recientemente tras su visita a España que: “No me interesa que la gente me conozca, lo que quiero es que la gente lea mis libros”.

Especialmente recomendada para grandes admiradores de su obra, entre los que me incluyo. 

Consultar cartelera.